Campaña

La depresión no es simplemente estar triste, es una enfermedad, como tantas otras que conocemos.

Quienes la sufren también cuentan un chiste, publican una hermosa foto en las redes sociales, viajan con su familia.

Sin embargo, su sufrimiento está ahí, intangible, quizás porque la persona hace lo que puede para ocultarlo.

Nadie pone un gris en su perfil, sin luz, sin color, para algunos sigue siendo un tema tabú, su secreto. Quizás están avergonzados o se sienten en un laberinto sin salida.

Estamos hablando de un problema médico, una condición con la que podemos lidiar.

La depresión no es debilidad ni pereza, ¡Al contrario!

Se necesita ser muy fuerte para buscar ayuda, pedir apoyo.

Como el girasol que cada mañana, sale en busca del sol. Sigue la luz con insistencia porque la necesita para crecer y florecer y aunque hay días nublados en el camino, el girasol persiste. Y gira en la dirección de la luz. El girasol se ha convertido en una gran inspiración en este Septiembre Amarillo, el mes mundial de la prevención del suicidio.

Quien tiene depresión puede tratarse, puede recuperarse; para esto necesitamos seguir el camino del apoyo, de la confianza, de la libertad para hablar, del respeto, de calidad de la información.

Que en este viaje nadie se sienta solo… Ha llegado el momento de caminar juntos.

¿Nos acompañas?

#DepresionSinEstigma

¿Qué es la
depresión?

Estar deprimido no se refiere a un malestar transitorio, es una condición médica que se presenta durante la mayor parte del día, casi todos los días. No solo se afecta tu ánimo con tristeza o irritabilidad, también tu autoestima con recurrentes pensamientos negativos, tu concentración y memoria, tu voluntad, sueño y también apetito. Es frecuente además experimentar síntomas físicos como dolores de cabeza, tensión muscular, malestares digestivos. Es de profunda importancia el reconocimiento de esta condición para llegar a su tratamiento oportuno. Y lo más importante es saber que existen medicamentos y psicoterapias muy eficaces, capaces de mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

Depresión

¿Qué es?

La depresión es una enfermedad que

Afecta

  • Tu ánimo
  • Tu concentración
  • Tu capacidad de disfrutar
  • Tu voluntad y tu energía

Te provoca pensamientos negativos

  • Sobre vos mismo
  • Sobre tus decisiones
  • Te hace sentir inseguro

Tendés a aislarte

  • Conectás menos con tu familia
  • Podés no querer ver a tus amigos

Te aleja de tu pareja, no disfrutas ni te interesa el sexo

Podés pensar que la vida no vale la pena

Depresión

¿Qué no es?

No es ser perezoso o no tener voluntad

No es una reacción normal a situaciones difíciles

No es solo estar triste

No es una cuestión de carácter o poca fortaleza

No mejora pensando en positivo

No es una parte normal del crecimiento tampoco del envejecimiento ni de la personalidad

No es una elección

1. American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5), Fifth edition. 2013. Disponible en:
https://www.psychiatry.org/patients-families/depression/what-is-depression. Consultado: Julio 2021.

Depresión y salud física

La depresión es una de las patologías más frecuentemente asociadas con enfermedades médicas crónicas, incluidos el cáncer, la enfermedad cardiovascular, la diabetes y el dolor crónico. De hecho, la prevalencia de la depresión en estos grupos es a menudo sustancialmente más alta que en la población general.

A pesar de esto, el reconocimiento del cuadro depresivo no siempre es el adecuado, con el consecuente riesgo de empeoramiento del curso de estas enfermedades.

Estigma y sus consecuencias

El estigma en Salud mental es complejo, no solo tiene que ver con la valoración negativa y los estereotipos que resultan de conceptos equivocados de quienes nos rodean; también tiene que ver con nuestros propios prejuicios.

La persona deprimida y que desconoce de la enfermedad puede sentirse poco fuerte, poco inteligente o incapaz de resolver sus propios problemas, se avergüenza y se preocupa por lo que los demás pueden pensar: que digan que “está loco” o que “es débil”. Esto solo te alejará de lo principal para iniciar la recuperación que es… pedir ayuda.

Conocer que la depresión es una enfermedad con un cuadro clínico definido y con un tratamiento posible nos permite una mirada más compasiva de nosotros mismos pero también de quien queremos para contenerlos y alentarlos en la búsqueda de apoyo.

1. Mascayano Tapia F. et al. Estigma hacia los trastornos mentales: características e intervenciones. Salud Mental 2015;38(1):53-58.
2. Stigma, Prejudice and Discrimination Against People with Mental Illness. American Psychiatry Association. Disponible en: https://www.psychiatry.org/patients-families/stigma-and-discrimination. Consultado: Julio 2021
3. Divinity J. Never be ashamed of seeking help. National Alliance of Mental Ilness. Disponible en: https://www.nami.org/Personal-Stories/Never-Be-Ashamed-of-Seeking-Help. Consultado: Julio 2021.

Se estima que la depresión afecta al 4,4% de la población mundial, eso significa que en este momento alrededor de 322 millones de personas están deprimidas. Estar deprimido aumenta el riesgo de suicidio y los datos muestran que hay 1 suicidio cada 40 segundos. El primer episodio depresivo iniciará en el período comprendido entre mediados de la adolescencia y mediados de los 40 años. Además es hasta 2 veces más frecuente en mujeres.

Según el Estudio epidemiológico de salud mental en población general de la República Argentina, uno de los desórdenes con prevalencia de vida más elevada fue con un 8,7% el Trastorno depresivo mayor. En Chile según los datos nacionales en 2017, un 6,2% de los adultos (mayores de 18 años) cumplirían criterios de Depresión, aproximadamente 1 millón de personas anualmente; de ellos, según la Encuesta Nacional de Salud 2016/2017 menos del 50% ha consultado y recibido ayuda.

Fuentes

Depression and Other Common Mental Disorders. Global Health Estimates . Organización Mundial de la Salud 2017 WHO/MSD/MER/2017.2.

Estudio epidemiológico de salud mental en población general de la República Argentina.

Encuesta Nacional de Salud 2016/2017 (Minsal, Chile)

Depresión en cifras

Ver infografía

Mitos

• La Depresión se debe a una debilidad personal o falta de carácter

Muchas personas piensan que la depresión es sinónimo de debilidad personal o falta de carácter, y que por lo mismo no sería una enfermedad, sino más bien el fracaso de la persona ante las dificultades de la vida. Esto es completamente falso, la depresión no es un problema de la personalidad, es una enfermedad médica, y tenemos cientos de ejemplos de grandes líderes que han sufrido de depresión. Es un trastorno muy bien estudiado y se sabe que afecta no sólo el ánimo y la mente, sino también a toda la biología de la persona.1

Referencias

• La Depresión no se puede curar, es para toda la vida

Existe la idea arraigada en la sociedad de que una vez diagnosticado con depresión, esta es una enfermedad crónica para toda la vida y sin cura posible. Esto no es cierto ya que, con un tratamiento apropiado, que consiste en medicación y psicoterapia, se logra la recuperación completa en al menos el 67% de los pacientes, y en el resto hay una mejoría significativa, además de diversas estrategias adicionales para ayudar a su recuperación.1

Referencias

• La Depresión es un estado normal en los adultos mayores

La depresión no es parte del envejecimiento normal, de hecho, hay numerosos estudios que muestran que la mayoría de los adultos mayores se sienten satisfechos con su vida a pesar de tener mayores problemas físicos y enfermedades que las personas más jóvenes. Por lo tanto, si usted es un adulto mayor y experimenta un estado depresivo, no dude en buscar ayuda, ya que es algo que tiene solución con un tratamiento médico apropiado.2

Referencias

• Las personas con depresión son incapaces de llevar a cabo sus obligaciones

Esta creencia impacta en forma directa en el acceso de los pacientes a fuentes de trabajo. No se los quiere contratar por considerarlos “flojos” o que “van a faltar mucho a sus obligaciones”. Este prejuicio, idea preconcebida acerca de qué es la depresión, pasa por poner por delante la fuerza de voluntad1-3

Para evitar el estigma, las personas con depresión saben que tienen que evitar mencionar su enfermedad entre sus antecedentes cuando aplican a un trabajo, porque las chances de ser contratados bajan en forma significativa3-5

Referencias

• La depresión es una elección y no una enfermedad

Esta creencia equivocada lleva a que a las personas con depresión se las trate como si les gustara asumir esa posición. Esto no hace más que agravar sus sentimientos de desolación. Así, las personas con depresión saben que no serán tratadas igual a partir del momento que compartan su padecimiento3-5

El estigma de los trastornos mentales hace que la mayoría de las personas mantenga actitudes de rechazo hacia los afectados y esto se expresa en el mantenimiento de la distancia social.3-5

Referencias

• Las personas con enfermedades mentales son peligrosas

Esta creencia sigue siendo muy extendida, y lleva a las personas a no querer interactuar con alguien con un trastorno mental, incluyendo a la depresión. Los casos mediáticos de violencia no hacen más que agravar esta creencia3-5

Esta serie de actitudes y prejuicios que la sociedad construye acerca de los trastornos mentales lleva a que las personas que padecen depresión tengan que soportar, además del propio sufrimiento, el estigma3-5

Referencias

¿Necesitas ayuda?